Malos precios en los mundos más poderosos